Consejos para mejorar la comunicación y participación interna de los trabajadores


Tener empleados comprometidos es básico para la mejora de cualquier empresa. Una de las formas más efectivas de involucrar a los empleados es a través de comunicaciones internas efectivas, apoyadas por las poderosas herramientas de comunicación interna que hay hoy en día en el mundo digital.


Cuando las empresas confían en métodos de comunicación interna anticuados, unidireccionales y de arriba hacia abajo, impiden que los empleados participen en la cultura de la empresa. El resultado habitual es la falta de compromiso de los empleados y una alta rotación, con todas las interrupciones, gastos y problemas de calidad que ello conlleva.

La comunicación interna efectiva, sin embargo, crea un sentido de pertenencia que hace que la gente empuje en una sola dirección por los objetivos de la compañía.

El uso de una Intranet corporativa bien diseñada, apoyándose en herramientas como Slack o Yammer de Microsoft permite a los empleados opinar, compartir y participar en discusiones en tiempo real. Cuando los empleados sienten este sentido de propiedad, es más probable que vayan más allá, lo que resulta en tasas de retención más altas y una mayor satisfacción del cliente.

Con personas que trabajan cada vez más a distancia y en equipos distribuidos geográficamente como por ejemplo recomiendan los creadores de Basecamp en su libro Rework, la comunicación interna sólida se ha vuelto más importante que nunca. Cuanto mayor sea la movilidad de su fuerza de trabajo, mayor será la necesidad de que sus empleados conozcan y se sientan conectados.

Dado que muchas personas ahora trabajan desde cualquier lugar a través de dispositivos móviles y colaboran a través de grandes distancias, los empleados de hoy en día necesitan acceso a las comunicaciones internas en cualquier momento y en cualquier lugar, ya sea acceso móvil a una Intranet corporativa apoyándose también en otras herramientas empresariales sociales.

Tres consejos de comunicación interna para atraer a los empleados y ayudar a su empresa a crecer y mejorar:

Desarrollar una estrategia de comunicación equilibrada

Hace unos años un email interno era la tónica habitual de la comunicación corporativa. Actualmente eso puede no ser suficiente ni siquiera para las organizaciones más tradicionales.
Hay que encontrar el equilibrio. Sí para unas un solo email interno puede no ser suficiente, para otras una comunicación diaria puede ser demasiado.

Personalizar las herramientas de comunicación interna de la empresa

La elección de las mejores herramientas de comunicación interna depende de la cultura de su organización y de la composición de sus empleados.
Los empleados más jóvenes, por ejemplo, tienden a preferir usar dispositivos móviles para mantenerse en contacto con sus amigos, en lugar de sentarse en un ordenador de escritorio. En este caso, es probable que permitir el acceso móvil a la comunicación interna resulte más atractivo para los trabajadores más jóvenes y les ayude a ser más productivos.
Sin embargo, en una cultura de empresa más tradicional, los empleados pueden sentirse desanimados o abrumados por las noticias constantes.

Analizar el uso y posibles mejoras


Cuando se introduce una nueva capacidad en las comunicaciones internas, es importante que alguien se responsabilice de adoptar el nuevo enfoque. Dependiendo de la organización, esta responsabilidad puede recaer en el área de marketing o comunicación corporativa, recursos humanos o llevarse desde la dirección de la empresa.
Al desarrollar una estrategia efectiva para la comunicación interna y apoyarla con la tecnología más apropiada, se puede mejorar la experiencia del empleado y satisfacer mejor sus expectativas de comunicación en el lugar de trabajo digital.
Las herramientas de comunicación son un componente vital en el interés de los trabajadores por continuar en su puesto y la satisfacción general en el trabajo. Mejorar la comunicación interna anima a ser más colaborativo, productivo y creativo, ayudando a la empresa a crecer y mejorar. ¿Preparados para mejorar?